Enríquez-Ominami presentó Lineamientos Programáticos en el Área Cultural Junto a Artistas e Intelectuales:


“Le daremos rango constitucional al derecho a la cultura para todos los chilenos”

(Santiago, Martes 21 de Julio) Acompañado de artistas e intelectuales, el candidato presidencial independiente Marco Enríquez-Ominami presentó esta mañana una serie de propuestas programáticas en el área cultural, cuyo eje central es dotar al Estado de un rol garante que facilite una educación de igual calidad para todos los ciudadanos.

Junto al vocero de la campaña, diputado Álvaro Escobar, el cineasta Andrés Waissbluth, Marisol Vera y destacados representantes del mundo del arte y la cultura, como el cineasta Luis Vera, el dramaturgo Juan Radrigán y los actores Mauricio Pesutic, Cristián García Huidobro, Claudia Celedón y Rodrigo Muñoz, entre muchos otros, Enríquez-Ominami dijo que “dentro de las tareas para alcanzar el desarrollo la Cultura es la más relevante”, agregando que “estos son los debates que los demás candidatos eluden. Frei y Piñera juegan a las escondidas y evitan entrar al terrenos de las ideas”, expresó.

Dentro de las propuestas que destacan está un proyecto de reforma constitucional que proponga consagrar el derecho de acceder al patrimonio cultural de la nación; dotar al Ministerio de Cultura de recursos acorde con la magnitud de su labor; vinculación y coordinación con diversas entidades del Estado (Ministerio de Relaciones Exteriores, Mideplan, Dibam, CORFO, etc); además de estimular el debate a nivel de las comunidades para la democratización de la cultura.

En cuanto a iniciativas concretas destaca la implementación de un IVA diferenciado para el libro, incorporación de bibliotecas básicas a viviendas sociales y centros de atención primarias, consultorios, salas de espera de hospitales, entrega de libros junto con el litro de leche y en los jardines infantiles. También se contempla el dotar de salarios dignos a los profesores por su alta responsabilidad y en el ámbito comunal propugnar la realización de cabildos abiertos y recuperar construcciones abandonadas para organizaciones culturales comunitarias, entre otras iniciativas.

Bajo la premisa de que la cultura debe estar en el corazón de los programas educacionales, el presidenciable detalló los lineamientos generales de su propuesta de gobierno para el área cultural, la que se circunscribe a siete puntos generales:
-El Estado es responsable del desarrollo cultural del país.

-El Estado y su responsabilidad con las industrias culturales, el desarrollo de la edición nacional, la música, el audiovisual.
-El Estado y su responsabilidad en el fomento a la lectura
-El Estado y su responsabilidad con las expresiones artístico culturales
-El Estado y su responsabilidad con la televisión pública
-El Estado y su responsabilidad con la educación
-El Estado y su responsabilidad con la ciudadanía - empoderamiento de las comunidades reales.

1 comentario:

marcelo dijo...

Un país saliendo del tercermundismo, en vías de creerse realmente desarrollado, es aquel que dio un salto cuantitativo y asumió que la Cultura también -o especialmente- debe estar al centro de su proyecto país, que en nuestro caso es la propia Constitución... Eso se lee en el programa de Marco y podemos creerle... podemos, porque las propuestas son inteligentes, porque hay intelectuales y artistas y artesanos valiosos y creiblemente democráticos en la elaboración de esta propuesta, porque Marco se ha criado en esta cultura de valorar la cultura como ciudadano, como empresario, como artista, como político en su médula, como catalizador de tanto descontento en la propia coalisión concertacionista que revitalizó -justamente- la cultura, tras la dictadura amarga y amargada... Esta propuesta contiene luces de lo que debe venir, contiene sinceridad, contiene una mirada moderna sobre la Cultura... Hoy carece de precisión, que espero y confío se vaya superando... sufre de exceso de ideas sindicales, localistas al fin y al cabo, pero que anhelo serán superadas por ideas con visión mayor...
Acá está el camino, sin duda... Se inicia el verdadero cambio...