El aborto en el Día Internacional de la Mujer


El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, ocasión en que se recuerda a las 129 obreras textiles de la fábrica Cotton, de Nueva York, quienes murieron quemadas en el incendio del establecimiento provocado por su propio empleador, debido a que se atrevieron a exigir sus derechos, reclamando una jornada laboral de ocho horas, descanso dominical y un salario justo.
Ha pasado el tiempo, y a pesar de los avances alcanzados en Chile por las mujeres, todavía existen una serie de elementos que subordinan a la mujer chilena a la desigualdad y la falta de libertad para expresarse.
El respeto a los derechos de la mujer exige que el Estado asegure el acceso de las mujeres a una completa variedad de servicios reproductivos de calidad, incluyendo el aborto. El aborto de riesgo es una amenaza para la vida de la mujer. Las tasas de mortalidad de los abortos inseguros son de 50 a 100 mujeres por cada 100.000 mientras que la del aborto seguro es de 1 en 100.000. En Chile las complicaciones derivadas del aborto clandestino causaron la cuarta parte de las muertes maternas, ubicando al aborto como la primera causa de mortalidad materna en Chile.
Estudios de la OMS indican que las legislaciones restrictivas del aborto, se relacionan con altas tasas de abortos inseguros y por ende mayores niveles de mortalidad de la mujer.
La ilegalidad del aborto trae como consecuencia la proliferación de servicios clandestinos de alto riesgo. En estos centros las parteras y otras personas sin entrenamiento realizan abortos en condiciones insalubres y sin técnicas adecuadas.
Las leyes que prohíben el aborto violan una amplia gama de derechos humanos, reconocidos en diversos instrumentos internacionales, en especial, el derecho a la igualdad y a la no discriminación, el derecho a la vida, a la salud, a la integridad física y síquica, a la privacidad, a no ser torturadas ni a sufrir tratos crueles inhumanos ni degradantes, entre otros. Por otro lado constituye una grave discriminación de género, ya que quienes se ven afectados por las penas que se le imponen al aborto son casi exclusivamente mujeres.
Todos creemos que es una práctica que, idealmente, debiera ser erradicada. Pese a que actualmente se penalizan en Chile todas las figuras de aborto, sin excepción, hay cifras que demuestran la inmensa cantidad de abortos que se practican al año y que la tasa de muerte por embarazo más alta corresponde a la de abortos mal practicados. Frente a esta realidad hay dos alternativas: refugiarse en las cavernas, pretender que está todo bien y defender como una política criminal correcta que las mujeres se vayan presas por abortar o entender de una vez por todas que las cifras demuestran que el aborto es una realidad que se hace necesaria combatir con el objeto de regular su práctica y evitar las altísimas tasas de mortalidad asociadas al aborto en la actualidad.

6 comentarios:

Priscila dijo...

Si bien es cierto, yo no estoy a favor del aborto, no juzgo a quienes optan por esa postura...

En el día de la mujer... yo estoy por la libertad que tenemos nosotras de optar o no al aborto... sólo quería aprovechar esta instancia para comentar... que las personas debemos y necesitamos ser LIBRES...

Saludos

Guajardo dijo...

Sì!!!..a la libertad, a la igualdad de derechos, etc!! y x lo mismo NO al aborto!!!...si exiSte igualdad, xq una persona esta x sobre otra y elegir si la otra debe existir o no??...xq un bebe debe responsabilizarse y sacrificar su vida xq su madre no tomo las medidad precautorias de su existencia, q HAY, Y ESTAN A LA MANO DE TODAS LAS PERSONAS, INCLUSIVE EN FORMA GRATUITA??!!!....si se debe respetar la vida debe ser la de todos! y dentro de los vientres ya la hay!!

canario dijo...

vamos marco sigue luchando x los derechos de las mujeres!!



salu2

HijasDeLaTierra dijo...

Condenar el aborto sin dar alternativas (educativas para prevenir, médicas para analizar cada caso, legales...)es no hacerse cargo de una realidad inminente, osea negar en el sentido más psicopatologico del término. Es tapar la vista a un problema de salud publico, y como tal es tambien una irresponsabilidad del estado, de la iglesia (por interponerse a una de las mayores medidas preventivas:preservativo)y de toda la ciudadania por mantenerse conforme a esta absurda situación. Jamas estaria a favor del aborto, ojala nadie tuviera que recurrir esto, pero ya que existe, hayque hacer algo.
Carolina B.
te invito a conocer nuestro espacio
www.hijasblog.blogspot.com

Benjamín Ulloa Gamboa dijo...

Sr. Diputado:
Me parece de bastante valor de su parte defender los derechos de las mujeres para evitar que sigan siendo discriminadas. Pero ello es completamente ilícito cuando se esta dando muerte al que esta por nacer. ¿Qué culpa tiene esa criatura?
Claramente ante esta disyuntiva nos encontramos con una colisión de garantías constitucionales, me refiero entre el derecho a la vida del que esta por nacer y el de la integridad física y psíquica de la mujer. Lo mas justo ante este conflicto de intereses es velar por la vida del menor, por el hecho que o uno vive o no, no hay término medio, por lo que no puede ser parcelado, a diferencia de la integridad física y psíquica de la mujer porque ésta si es limitada no involucra que esta se pierda a diferencia de la garantía antes mencionada.
Por ultimo le pregunto ¿Qué diferencia hay entre una mujer y un niño que esta por nacer? ¿Acaso no tienen la misma dignidad?

Pd: Espero que haya recibido el E-mail, espero su respuesta.

Saludos

Anónimo dijo...

Creo que hemos caído en una confusión enorme al llamar al aborto "derecho" de una mujer. En el aborto se mata a un ser humano indefenso. Sea Dios, sea la naturaleza, sea lo que cada cual quiera, pero el hecho es que venimos al mundo a través del cuerpo de una mujer, y lo cierto es que no sufrimos diferencia cualitativa alguna desde el primer instante de nuestra concepción, pues la diferencia solo es cuantitativa: de desarrollo y crecimiento.
En el artículo se lee que es un derecho de género, porque las marginadas por las leyes prohibitivas son casi siempre mujeres. Sin embargo, hay todo un NEGOCIO TREMENDO en el que se enriquecen hombres y mujeres, y lo hacen a costa de practicar abortos.
Pero además, hay que añadir cuánto se calla el inmenso trauma que muchas mujeres sufren después de practicar un aborto. De esto no suele decirse nada, pero el hecho es que, a la tasa de mortalidad de mujeres que mueren cuando -tal vez presionadas por sus familias, entorno o parejas- deciden abortar hay que sumar las que quedan hundidas en un bache emocional que solo conoce quien pasa por él. Pero de esto no se suele hablar. Creo que el aborto es un crimen, es matar a una criatura indefensa, y precisamente le da muerte quien más lo debería proteger: su madre, su padre, sus familiares y un "médico". Es algo contra la naturaleza, por eso las secuelas luego son tan dolorosas. Podéis leer la página de Internet que tiene la Asociación de Víctimas del Aborto, y ahí veréis. Incluso algunos hombres están inmersos en angustia. Han practicado su "derecho" en una clínica legal, con todos los permisos y facilidades, con psicólogos... pero el hecho es que su hijo... no ha podido nacer, porque han "interrumpido el embarazo": es decir, lo han matado en el seno materno.
Más ayudar a la mujer y a la criatura y menos muerte. Más humanidad y menos lucro.